¿ES BUENO HACER DEPORTE ESTANDO RESFRIADO?

Cuando adquieres un hábito de entrenamiento te cuesta mucho dejarlo. Vas al gimnasio o a correr haga frío, llueva, nieve o tengas un catarro. Si esto sucede, hacer ejercicio pasa de ser una obligación a una distracción. Y sientes la necesidad de hacer deporte resfriado aunque las condiciones no sean las más idóneas.

Cuando esto ocurre, seguro que más de una vez tu pareja y amigos te han dicho que te cuides y que por un día que no hagas deporte no te va a pasar nada.

Para que no te quedes en blanco ante una advertencia como esta y puedas responder por ti mismo, lee este artículo sobre las precauciones que debes tener en cuenta al hacer deporte estando resfriado.

¿Hacer deporte resfriado perjudica tu salud?

En principio, no pasa nada si haces deporte con congestión nasal o con un pequeño resfriado. No obstante, tienes que estar más atento a la respuesta de tu cuerpo y tener en cuenta ciertas situaciones de riesgo.

Los medicamentos descongestionantes aumentan el ritmo cardíaco de tu organismo, así que si practicas deporte puede ser que te cueste más respirar. No olvides que cuando haces ejercicio tus pulsaciones incrementan.

Si padeces asma, tendrás que consultar con tu médico la intención de hacer ejercicio estando resfriado. Podría empeorar tu estado, con un aumento de la tos y sibilancias, por causa de un estrechamiento de los bronquios.

Por otro lado, hacer deporte resfriado, y además con fiebre no es nada recomendable. El ejercicio podría afectar a tu cuerpo y empeorar tu estado de salud. Espera a que te baje la fiebre para volver con tu entrenamiento. El deporte es bueno, pero con moderación.

Demasiado ejercicio aumenta los resfriados

A pesar de que hay estudios que demuestran que el ejercicio regular aumenta las defensas de tu organismo, pasarse es perjudicial.

Está comprobado que el sistema inmunológico funciona mejor cuando no está estresado. Los atletas que entrenan muy intensamente y no planifican un adecuado tiempo de recuperación se contagian con más resfriados y gripes.

El estrés disminuye el número de glóbulos blancos y aumentan los niveles de la hormona cortisona, que interfiere en el correcto funcionamiento de los glóbulos blancos.

El descanso es muy importante en el deporte y tiene que ser un elemento básico en tu plan de entrenamiento.

Una rutina de ejercicio regular, con un adecuado plan de recuperación, aumentará el número de defensas.

La práctica deportiva con moderación mejora la salud

Distintos estudios han comprobado que el número de glóbulos blancos se incrementa en el organismo de gente que hacer ejercicio con regularidad.

Según estas investigaciones, caminar media hora al día durante un año reduce a la mitad el número de resfriados en comparación con los que no realizan ningún tipo de ejercicio.

Fuente: mundofitness.

Deja un comentario