ENTRENA TU RESPIRACIÓN Y MEJORA TU RENDIMIENTO DURANTE EL CONFINAMIENTO.

#YoEntrenoEnCasa

Respirar profundamente masajea los órganos internos, activa sistema linfático y ayuda a liberar toxinas de nuestro cuerpo. Además regula el ritmo cardíaco, mejora la concentración, aumenta la energía y tranquiliza la mente. 

El músculo respiratorio por excelencia es el diafragma, que influye en el correcto funcionamiento de tu respiración y postura ya que es estabilizador del tronco. El diafragma es ayudado por otros músculos con los que tiene importantes relaciones musculares a través de las cadenas faciales. Si tu diafragma está tenso, se mueve poco, respiras con menos amplitud y te cansas antes. 

El estrés, una mala postura o no saber respirar bien, harán que sientas ahogo cuando realices un esfuerzo. 

¿Cómo entrenar la respiración profunda?: 

1. Coloca una mano en el pecho y otra encima del ombligo. 

2. Inspira y lleva el aire hacia el abdomen y nota cómo se llena. Deja que el aire siga hacia los pulmones y siente cómo se expanden. Ahora visualiza como lo llevas a tu zona clavicular. 

3. Expira expulsando el aire de forma relajada desde la zona alta (tus pulmones) y acaba con una ligera contracción de abdominales (sin mover las caderas), exhalando el aire que te queda. 

Accede a las clases virtuales que encontrarás en la App y disfruta de diversas formas de entrenar la respiración: Sesiones ‘Feel Good’, estiramientos, meditación… 

Tómate tu tiempo para respirar. Y disfrútalo. 

Deja un comentario